Social Media: implanta tu plan salvando el caos

20 Oct

1Una vez tenemos listo nuestro plan de Social Media, toca llevarlo a cabo. Al principio, la implantación puede ser caótica y, parafraseando a Ron Atkinson, el único pronóstico que nos atrevemos a hacer “es que puede pasar cualquier cosa”. Para no perder los nervios en el proceso, he hecho una lista con diez consejos que creo que nos pueden ayudar en esta tarea.

1. Sé perseverante. Una estrategia de social media no se basa en la rapidez sino en la constancia, especialmente al principio. Los seguidores y fans no van a salir de debajo de las piedras, así que habrá que trabajárselo. Por eso, es básico empezar haciendo un calendario y seguirlo a rajatabla. Hay que actualizar y publicar siguiendo un orden y una estrategia. Si lo hacemos bien, no tardaremos en obtener los primeros resultados.

2. Ten mesura. Al principio hay que abrir perfiles, mantener, continuar, interactuar… y luego preparemos más campañas. Luego, cuando sea posible y, además, viable. No conviene empezar a abrir perfiles a lo loco si no estamos segurso de que podremos gestionarlos, y no deberíamos perder la cabeza implantando campañas sin ton ni son. Si al principio tratamos de correr antes de andar nos quedaremos en la cuneta, así que más vale hacer menos, pero hacerlo bien.

3. Sé honesto. Seamos honestos a la hora de definir nuestros objetivos y trasladárselos a la empresa. Se empieza de menos a más, y crecer implica una fuerte carga de trabajo. Crear una comunidad desde cero es difícil y en las primeras etapas no tenemos claro qué volumen de trabajo puede llegar a acarrear. Lo mejor es contar con ello y no comprometernos en actividades de las que realmente no sabemos si podremos hacernos cargo.

4. Sé complaciente (de forma asertiva, claro). Nuestra comunidad no va a querer que les vendamos nada. Quieren conversar, interactuar, conocer. También quieren entretenerse. Escuchemos y ¡actualicémonos! Tenemos que estar atentos a cómo se mueve nuestro público, qué le interesa y por qué deberían seguirnos a nosotros y no a otros. Esto implica encontrar un punto medio entre el plan de contenidos y la demanda del público, que sólo acudirá a nosotros si ve que lo que decimos conecta con lo que ellos esperan.

5. Sé creativo y ya que estás… ¡ESCRIBE BIEN!. El ser creativo se aplica no sólo a la elección y desarrollo de contenidos, sino a la búsqueda de nuevas vías para conseguir tus objetivos o relacionarte con tu comunidad. También, claro está, tenemos que ser creativos a la hora de elegir y redactar nuestros contenidos (que deberían estar bien escritos).

6. Sé constante. Es necesario publicar de forma constante, unas dos o tres veces por semana. Hay que evitar que quienes acudan por primera vez desistan de volver una segunda. No importa si esta primera visita no genera  comentarios, suscripciones o megustas. Lo que importa es ir dotando de un contenido, y sobre todo de un sentido, a tus perfiles.

7. Sé cordial. La educación y las buenas formas son obligadas. Cuidado, no se trata de pelotear a nadie, porque tampoco queremos basar nuestra estrategia en falsas alabanzas. Lo que sí es imperdonable es no contestar e interactuar con nuestra comunidad desde el principio. Un seguidor es un tesoro, así que cuando lleguen hay que cuidarlos.

8. Atrévete a innovar. Un plan de social media empieza con un enfoque a medio plazo y un gran esfuerzo a corto basado en interactuar y proporcionar contenido. Sin embargo, si cumplimos todo lo anterior nuestra presencia online será cada vez mayor, y eso requiere nuevas acciones. Hay que atreverse a experimentar nuevas ideas, herramientas y métodos. La gran ventaja del social media es que las campañas se pueden monitorizar constantemente, así que conforme vayamos creciendo podemos ver la efectividad de nuestras acciones para seguir con ellas, modificarlas… o cambiarlas por otras.

9. Practica tu inteligencia práctica: tenemos que orientar nuestros esfuerzos a conseguir el mejor resultado en nuestras tareas ajustándonos a la información y herramientas de las que disponemos. Tenemos que ser capaces de analizar, sintetizar y conectar ideas y conceptos, crear contenidos, implantar acciones, monitorizarlas, interactuar con nuestra comunidad… y no poseemos ni todo el tiempo del mundo, ni una información infinita, ni, seguramente, todas las herramientas posibles. Por lo tanto, tenemos que optimizar los recursos y orientarlos a conseguir los resultados deseados.

10. TEN SENTIDO COMÚN. Al fin y al cabo, nos movemos en un entorno relativamente nuevo y que cambia constantemente, así que puede que no siempre encontremos escrito en algún sitio lo que tenemos que hacer en una situación determinada. Hemos elaborado nuestro plan de Social Media, hemos marcado objetivos, definido estrategias y herramientas; y hemos contemplado posibles situaciones de crisis; pero no estamos a salvo de los imprevistos. En este caso, tendremos que aplicar nuestro sentido común (basándonos, eso sí, en todo lo que hayamos aprendido tanto de medios sociales como de nuestra comunidad y nuestra empresa).

El último consejo se lo tomo prestado a Walt Disney: “La mejor manera de empezar algo es dejar de hablar de ello y comenzar a hacerlo”. Así que ya sabes, ¡manos a la obra!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: